gggg

jueves, 9 de febrero de 2012

DESPEDIDO POR MANIPULAR FOTOGRAFÍAS

Otra vez la polémica está servida.  Y es que salta a la mente una pregunta: ¿Realmente vale todo para comunicar? ¿Cuándo se debe y cuándo no manipular una imagen? y si se hace ¿Tan grave es?, pero yo en este caso añado otra polémica, si el periódico decide despedir por comportamiento poco ético al periodista gráfico, donde está la ética de publicar noticias que no dañen a los anunciantes del mismo, por ejemplo? o que se disponga de un trato de favor por el hecho de serlo? Bueno, en cualquier caso es otra polémica que se aparta un poco del tema pero que viene a demostrar la falsedad de algunas actuaciones, y como dice el refrán el pez grande se come al chico. Ya hablaremos de ello en otra ocasión. De momento ahí os dejo el artículo que me pasaron.
Bryan Patrik despedido por Sacramento Bee
Nuevamente la noticia de un fotógrafo despedido por el (ab)uso de Photoshop nos toma por sorpresa y esta vez fue Bryan Patrick quien sufrió esta suerte, de la mano del diario Sacramento Bee, acusado de manipular digitalmente una de sus fotografías que se publicó a pagina completa en el periódico
Bryan Patrick es un reconocido fotógrafo estadounidense, miembro de la National Press Photographers Association desde 1978 y con una prolífica carrera, plagada de premios y reconocimientos. En uno de sus últimos trabajos, envió una fotografía de dos garcetas luchando por una rana. La imagen muestra a una de ellas con la rana en la boca, mientras que la otra trata de robársela, estirando su pico.
A través de un mail anónimo recibido por el diario (o al menos su identidad no fue revelada), se manifestaba la sospecha de que la imagen había sido manipulada y estaba en lo cierto. Resulta que la imagen publicada en realidad era una composición de dos imágenes. Patrick había tomado dos fotografías de las garcetas, pero cada una tenia un elemento llamativo, mientras que como una sola no se destacaban. Una tenia el pico de la garceta completamente estirado, pero no dejaba ver la rana. La otra mostraba completamente la rana, pero la otra ave estaba más retirada. Para compensar estos problemas, unió ambas fotos y la envió al periódico.
Descubierta esta manipulación, el trabajo de Patrick fue puesto bajo la lupa y se encontraron dos casos más de alteración, uno de ellos participante de un concurso que había resultado ganador del primer premio. El diario tomó la decisión de despedir al fotógrafo por violar el código de ética del mismo, que argumenta que la fotografía documental “no debe ser modificada en ningún modo que altere la realidad”.
John Long, jefe del comité de ética y estándares de la NPPA opinó respecto al asunto:
"Nos enfrentamos de nuevo con la destrucción de la credibilidad de un respetado reportero gráfico por una herida auto-infligida en una forma más que terriblemente innecesaria (…) No hay excusa para combinar esas imágenes. El aparentemente ha tomado dos fotos decentes y - con la esperanza de crear una fotografía excelente - creó una mentira visual que daña su reputación y la reputación del diario. Hoy es un día triste para nuestra profesión."

No hay comentarios:

Publicar un comentario