gggg

miércoles, 10 de abril de 2013

"SILUETAS DE LUNA LLENA"



 por Mark Gee en el mirador de Monte Victoria en Wellington, Nueva Zelanda.

Planificación y mucho esfuerzo

Y es que las buenas sorpresas y buenos trabajos requieren planificación y mucho esfuerzo. El video es una captura en tiempo real de la luna llena que se levanta sobre el Monte Victoria cerca de Wellington , Nueva Zelanda y fue realizado en la noche del 28 de enero de este año.
Hay numerosos factores que tuve que estudiar para capturar las imágenes. El clima, las fases lunares y la búsqueda de un lugar adecuado donde podía conseguir la luna que salía directamente sobre el puesto de observación. Finalmente, todos los factores se daban en un lugar: Wellington. ¡Fue increíble! Afortunadamente había gente mirando la luna amanecer en el Monte Victoria. Yo no sabía qué esperar de la actuación aquella gente, a pesar de que no tenían ni idea de que los estaba filmando. Grabé aproximadamente 8 minutos de metraje desde las 21:14h a las 21:22h.

Factores externos

Uno de los factores que complicaba este asunto era que para la grabación Mark Gee estaba 2,1 kilometros de distancia del motivo de la grabación, en este caso, la luna razón por la cual no había lugar para el error. Se entiende perfectamente que Mark estaba hecho un manojo de nervios ante una oportunidad tan espectacular de realizar este trabajo en esas condiciones tan favorables y con unos actores inesperados totalmente.

Magia

Sin embargo, como en las mejores ocasiones, como en los mejores espectáculos teatrales o los cuentos que recitamos a los niños, aquellos extraños, seguramente algunos de ellos también fotógrafos, tal vez por alguna magia muy antigua, se movieron acompasados con el suave baile de la luna que crecía ante sus ojos dejando en esta narración de cuento.

¿Porqué la luna es tan grande?

Las imágenes fueron tomadas con una Canon 1D MkIV en modo de vídeo, utilizando un teleobjetivoCanon EF 500mm f/4 con un multiplicador 2x Canon, y le dio el equivalente a una longitud focal de 1300 mm si se tienen en cuenta los el factor 1.3x de la Canon 1D MkIV factor con el sensor APS-H. La cámara estaba montada sobre un trípode Sachtler con una rótula Sachtler FSB 6 para tenerlo todo bien estabilizado.
Una vez que tenemos estos factores presentes y conociendo antes que la distancia era de 2km al horizonte visible en el vídeo se crea el mismo efecto de ilusión que cuando miramos con unos prismáticos o un pequeño telescopio. Este efecto lo indica el propio Mark Gee en su blog y es conocido como Moon Illusion o ilusión lunar.
Vía: xatakafoto

sábado, 23 de febrero de 2013

Y en Pascua a CANTABRIA

HERMOSOS PAISAJES Y FOTOGRAFÍA. QUÉ MÁS SE PUEDE PEDIR??


Un apasionante fotocircuito por una de las regiones más hermosas de la geografía española.
Un viaje de la mano de la agencia Helios, con reconocida experiencia y espíritu de servicio, al que le unimos el asesoramiento fotográfico y un taller de edición de fotografía de paisaje en ByN  que sin duda alguna nos dejará inolvidables imágenes al mismo tiempo que ampliaremos nuestros conocimientos en la edición de fotografía.
En definitiva, una salida concebida de forma muy especial para aquellos que nos apasiona la FOTOGRAFÍA.
Si te haces el ánimo (que te lo harás) sigue las instrucciones que pone en el cartel o visitarme en mi web www.jacobopaya.com.


sábado, 19 de enero de 2013

Mi cuñado quería ser fotógrafo, NACHO CANON


Mi cuñado tenía un nuevo propósito de año nuevo: quería ser fotógrafo. Como tenía éxito en el Instagram con sus fotos de comida y de aparcamientos vacíos se planteó la posibilidad de comprarse una cámara nueva. Vino a pedirme consejo y fue entonces cuando se lió la gorda.
Cuñao, le dije yo, en esto de la fotografía hay un camino que se bifurca y que nunca más vuelve a unirse. La primera decisión no es sobre la cámara que quieres comprarte, sino en cuál de los dos universos quieres habitar, puesto que son paralelos y nunca se tocan.
Hay un universo, al que podemos llamar universo pirotécnico, en el que habitan todos los amantes de la técnica fotográfica y de la tecnología. Aman a sus cámaras, sus objetivos, sus flashes, sus accesorios y sus foros de Internet por encima de todas las cosas. En él siempre tendrás la sensación de que tu cámara ya se ha quedado anticuada, que tu objetivo nunca abre lo suficiente, que el zoom nunca acerca lo que querrías, que el filtro de densidad neutra podría ser más neutral. Es posible que acabes empeñando los ahorros de tus hijos con el fin de no dar mala impresión en las quedadas fotográficas. Porque una cosa has de saber, en ese mundo se fotografía a menudo en grupo, en manada se podría decir, una pugna por ver quién se tira al suelo en la postura más difícil con el fin de tener el encuadre más artificioso posible. Por cierto, otra cosa para la que tendrás que ahorrar es para el viaje de rigor a Islandia. Es inconcebible no haber gastado 10 tarjetas de memoria en Islandia o no haber fotografiado playas del norte de España al amanecer, serías un don nadie. Guarda también algo de pasta para los talleres de iluminación con modelos.
Y luego la fotos hay que subirlas corriendo al Flickr o al 500px, para que todo el mundo pueda decirte que eres la releche. Hay que reconocer que se apoyan mucho entre sí, casi cualquier foto que eches te dirán que es “genial”, “estupenda”, “bonitos colores”, “fenomenal blanco y negro” y te lloverán los favoritos. Verás que todas sus fotos se parecen mucho entre sí, pero eso es una ventaja, así no tienes que ir mirándolas todas: vista una, vistas mil.
En este universo no importa mucho saber quiénes son los grandes maestros de la historia de la fotografía, porque esa gente disparaba con carretes y la mayoría de las fotos están desenfocadas, borrosas o incluso tienen mucho ruido, con lo fácil que es quitarlo con algún plugin del fotochó.
Ojo, que por otro lado puedes optar por el universo trascendental, la creación en su máxima expresión, una forma de relatar mediante imágenes que sólo puede salir de lo más profundo de tu cerebro creativo, que se escapa a las reflexiones de la razón. Los habitantes de este universo nunca hablan de la técnica, es un tema completamente tabú, ni se te ocurra preguntar cómo hicieron una foto, qué objetivo usaron o si le han aplicado posprocesado, porque te mirarán con los ojos inyectados en sangre. Son personas muy atormentadas, que deben acudir al psicólogo continuamente cada vez que inician un nuevo proyecto fotográfico porque se derrumban.
Sí, sí, he dicho proyecto fotográfico. Aquí no vale eso de que te salga una foto tremenda de un bosque otoñal, eso no tiene ningún valor si no está encuadrado dentro de una reflexión más profunda de entidad superior a la que se le llame proyecto. Un proyecto no es una serie de fotos, cuidado. Un proyecto es un posicionamiento ante la vida, una apertura de espíritu, un viaje sin billetes ni maletas. Una búsqueda interior en el que lo de menos son las fotos, lo importante es que todo el mundo sepa que tú eres el ombligo del universo trascendental y punto. Otra cosa, por cierto. Aquí nada de ir a fotografiar en grupo, aquí debes perderte a tu aíre, conocer a gente que parezca muy interesante para luego poder contar anécdotas en los talleres y asegurarte de que nadie sepa dónde has hecho esa foto desenfocada, no vaya a ser que vaya otro y la desenfoque mejor.
Porque aquí lo que funcionan bien son las fotos incomprensibles, mucho mejor que las perfectamente nítidas, enfocadas y encuadradas. Si no quieres que te pongan de vuelta y media en los visionados de porfolios debes hacer fotos rarísimas, ya que nunca reconocerán que no entienden tus fotos, sino que son potentes y “que tienen múltiples niveles de interpretación”, “que son lecturas abiertas”, “poesía visual”, etc. El caso es que te las des de enigmático, que es apuesta segura.
Podría pensarse que este universo es más económico que el otro, que sus habitantes son más espartanos, pero aquí hay que hincharse a comprar fotolibros, cuanto más estrafalarios mejor. Ah! y el que no se va a la India, al sudeste asiático o a Oriente Medio lo lleva claro. Eso sí, recuerda lo que he dicho antes, como sepan que la foto la has hecho en alguno de esos sitios la has fastidiado, la India nunca puede parecer la India. Y tienes que irte solo, sin hoteles, con mochila, sin tarjetas… recuerda, el viaje es interior, a lo más profundo de tu alma, al menos eso es lo que te contarán en los innumerables talleres que tienes que hacer para pulir tu visión personal y para que el calibre de tus dudas no pare de aumentar.  Ya te lo dije, te vas a gastar un pastón en psicólogos y en…
Yo iba a seguir contándole más cosas, porque mi intención era aconsejarle bien y tenía más información que darle. Sin embargo, se me puso blanco como la pared y me dijo que se iba, que se había dejado el horno puesto en casa. El otro día me crucé con él en casa de mis padres. Finalmente se ha comprado una Play Station.