gggg

sábado, 31 de diciembre de 2011

OBJETIVO SUCIO ??

Si bien siempre evangelizamos acerca de la limpieza del sensor y es una pregunta recurrente en nuestro consultorio, no todo tiene que ver con la cámara. Es verdad, una cámara con pequeñas partículas de polvo sobre el sensor puede causar grandes dolores de cabeza y supone unas manos muy calmas para limpiarlo o unos días sin ella, pasando de mano en mano en el servicio técnico.
Pero el polvo y la suciedad en general no discrimina y puede atacar tus lentes. Ya hemos revisado algunas veces el tema de si la suciedad en las lentes afecta o no la calidad de las imágenes y la conclusión final era que no. Diversas pruebas que comenzaron con pequeños pedazos de cinta sobre el elemento frontal hasta la remoción completa de este concluía que el efecto era bastante menor e imperceptible, tanto como para continuar utilizando la lente sin preocuparse por como afecta esta a la imagen.
Resulta que a fin de cuentas, si hay un efecto mínimo y detectable en las imágenes, aunque solo en ciertas condiciones especificas y en ciertas lentes determinadas. Una discusión de Reddit fue lo que disparó esta cuestión, con la siguiente imagen, preguntando si los pequeños puntos oscuros se debía a suciedad en el sensor:
Pues resulta que no, el sensor se encontraba limpio. El problema era la lente. Pequeñas partículas de tierra estaban depositadas en los elementos frontales y traseros de esta y solo se manifestaban a grandes aperturas, exclusivamente en el bokeh de la imagen. Esta es la única manifestación que la suciedad en la lente puede tener, en lentes de grandes aperturas y en situaciones de desenfoque muy grandes, completamente opuesta a la del sensor (que solo aparece a aperturas muy pequeñas). ¿La solución? Una buena ráfaga de aire con un pequeño compresor. Esto desplaza cualquier partícula rebelde y permite la formación de un bokeh completo, redondo y sin puntos negros.

jueves, 29 de diciembre de 2011

BUENA FOTOGRAFÍA DE NOCHE

La fotografía nocturna es uno de esos tipos de fotografía que admiten muchas variantes pero que necesitan de mucha práctica y un conocimiento mucho más profundo de nuestra cámara que la captura de otras imágenes. La apertura, el tiempo de exposición y la sensibilidad tienen que estar absolutamente bajo control y eso es lo que nos hará a todos pequeños maestros en el arte de la fotografía nocturna.
Lo primero de todo, hay que tener en cuenta que con aperturas más pequeñas conseguiremos un efecto en las luces similar a los rayos de una estrella (algo que también se puede hacer con programas de edición) y los puntos de luz tendrán un efecto más nítido, así que es una buena opción ya que aunque tengamos que compensar la exposición aumentando la velocidad de obturación, tenemos un trípode que nos ayude.
El trípode, por otra parte, es fundamental, ni las cámaras con más sensibilidad pueden lograr hacer una buena fotografía nocturna sin trípode. Si además de trípode disponemos de un control remoto mucho mejor, pues así evitamos cualquier trepidación si estamos trabajando en modo B.

Es recomendable hacer varias pruebas con la sensibilidad para saber hasta dónde podemos llegar sin tener ruido en la imagen. Personalmente, creo que a partir de 400es algo arriesgado, pero siempre existe la posibilidad de ir compensando unos y otros valores hasta alcanzar el equilibrio. Lo que nunca haría es sacar ruido pensando en reducirlo con posterioridad, pues se eliminan muchos detalles que en la fotografía nocturna pueden ser imprescindibles. Del mismo modo, convendría apagar lareducción de ruido de nuestra cámara, puesto que también reducirá detalles.
La apertura de diafragma aconsejable está entre F8 y F16, aunque dependerá de cuál sea el motivo de nuestra fotografía. Por otra parte, el balance de blancos es realmente importante: si estás disparando imágenes en las que haya luces (de ciudad, automóviles, edificios, puentes…) estará bien la luz incandescente +3, aunque eso conviene regularlo una vez que nos encontremos en el lugar de la sesión.
Una última advertencia: si estás tomando fotos de calles iluminadas, automóviles, o skylines de ciudades es recomendable retirar el filtro UV de la lente, puesto que puede causar brillos o una finísima bruma que estropearán tu foto.
Ahora sólo nos queda armarnos de paciencia, abrigarnos bien si hace frío y disfrutar de la sesión.


miércoles, 28 de diciembre de 2011

ILUMINAR TUS RETRATOS

Ante Todo, Evita La Luz Frontal

Recuerda que, cuando te hablamos de los muchísimos beneficios que te ofrece un flash externo, uno de los más importantes que destacamos fue el de poder dispararlo desde una posición distinta a la de la cámara.
Esta características es fundamental y, en la medida de lo posible, trata de hacer uso de ella siempre que puedas. Los resultados que ofrece una toma con iluminación de flash frontal y disparado desde la misma posición en que se encuentra la cámara no son nada buenos.
Por supuesto, hay veces que no te queda más remedio. Pero, si puedes, separa el flash de la cámara. Evitarás reflejos, ojos rojos, sombras mucho más irreales y, en definitiva, un resultado nada natural.

Luz Frontal No, Vale. ¿Desde Qué Posición Ilumino Entonces?

Bien, ha quedado claro que hay que procurar separar flash y cámara, pero una vez separados, hay muchas posibilidades a la hora de colocar el flash, ¿verdad?
Pues vamos a hablar de 5 posibilidades, destacando sus características. Así que, presta atención y toma nota para poder ponerlo en práctica.

#1 Rembrandt Light

Rembrandt lightEste modo de iluminación busca conseguir un resultado similar al que caracteriza a los retratos del genial pintor.
Pero, ¿qué tienen de particular sus retratos? Pues, muy sencillo, presentan una parte del rostro claramente iluminada y otra más en penumbra (apareciendo un pequeño triángulo de claridad bajo el ojo de esta parte menos iluminada).
El cómo conseguirlo es muy sencillo, hay que situar la fuente de luz a unos 45º de la cámara, que se posicionará frente al sujeto a retratar. A 45º, pero en la otra dirección de la cámara, se podrá situar un reflector.

#2 Split Light

Split lightSi llevamos al extremo el modo de iluminación anterior, es decir, situando la fuente de luz a 90º de la cámara y, por tanto, completamente en el perfil del sujeto a fotografiar, conseguimos el modo split light.
Este modo recibe este nombre porque la palabra split en inglés significa partir / dividir y eso es, precisamente, lo que se consigue con esta iluminación, partir al sujeto en dos: la mitad de la cara completamente clara y la otra mitad en penumbra.
Se trata de una iluminación muy dramática, que puede ser útil si lo que buscas es, precisamente, transmitir esta sensación.

#3 Broad Light

Broad lightEl tercer modo de iluminar retratos es a través de la denomida broad light, que es una mezcla entre los dos modos anteriores.
En este caso, la luz se sitúa a 45º de la cámara, como en el modo Rembrandt, pero la cara del sujeto a retratar se gira 45º en sentido opuesto.
De este modo, se expone claramente un perfil de la cara, y el otro queda oculto, confiriendo a la toma una mezcla de belleza e intriga.

#4 Butterfly Light

Butterfly lightEl curioso nombre de este modo de iluminación viene de la sombra que se genera bajo la nariz del sujeto retratado, en forma de mariposa(butterfly).
Para conseguirlo, basta con situar la fuente de luz enfrente del sujeto, pero en lugar de hacerlo a la misma altura que la cámara, el flash ha de elevarse, de modo que se consiga una iluminación superior.
Se trata de una posición formando un ángulo de 45º con respecto a la cámara, pero, en este caso, en el plano vertical, no en el plano horizontal como en el caso de Rembrandt light.

#5 Loop Light

Loop lightEl último modo de iluminación que vamos a ver en este artículo es el conocido como loop light, se trata en este caso de un modo intermedio entre Rembrandt y butterfly.
El resultado es similar al del modo butterfly, aunque con las sombras ligeramente curvadas y desplazadas hacia el lado opuesto al de la fuente de luz.
Para lograrlo, basta con situar la fuente de luz a 45º de la cámara tanto en el plano vertical, como en el plano horizontal.

¿No Ha Quedado Claro? Mejor Te Lo Explico Con Un Vídeo

Reconozco que los esquemas anteriores pueden no ser suficientemente explicativos, por eso voy a dejarte el vídeo en base al que yo he podido obtener los esquemas anteriores.
Se trata de un vídeo de Jay P. Morgan, que, aunque está en Inglés, será más que suficiente, junto con los párrafos anteriores, para que te enteres a la perfección de cómo funcionan estos 5 modos de iluminación.
Y, si todavía te quedan dudas, que no creo, te dejo también otras dos páginas de apoyo:ProPhotography 101 y Portrait Lighting. En ellas puedes ver ejemplos de los resultados que ofrece cada modo de iluminación, así como esquemas de la colocación del sujeto, fuentes de luz, reflectores, etc.

Ahora Sólo Queda Ponerlos En Práctica

Como suelo acabar mis artículos, ahora es cuando te propongo que pongas en práctica lo aprendido y nos cuentes qué tal te resulta.
También puedes hablarnos de otros modos de iluminación que conozcas y que creas que puede ser de utilidad conocerlos para el resto, etc.
El mundo de la iluminación es apasionante y muy amplio, así que, ya sabes, estamos deseando aprender con tus conocimientos, experiencias y dudas. ¡Compártelos!

lunes, 26 de diciembre de 2011

13 CONSEJOS PARA FOTOGRAFIAR UN BEBÉ

1- Inspírate, observa, planea: Si te quieres ahorrar tiempo y partir con ventaja, dedica unos minutos a observar fotos de bebés en Flickr. Hay fotografías realmente impresionantes, así que intenta quedarte con las que más te gusten. Inspírate en ellas y obtén ideas, poses y ángulos, y ve anotándolo todo. Decide qué fotos quieres hacer antes de coger siquiera la cámara. Así, cuando te pongas a disparar fotos tu esfuerzo merecerá mucho la pena.
2- Escoge el mejor objetivo posible [Sólo para cámaras réflex]: Cada situación tiene un objetivo adecuado. Para retratos, incluidos los de bebés, generalmente cualquier objetivo de entre 50 y 85mm con ámplia apertura te dará excelente resultados 
3- Destaca al pequeño protagonista: Para darle el protagonismo que tu bebé se merece en la foto, una técnica muy eficaz sería la de enfocarle al máximo a la vez que desenfocas el fondo totalmente. En este artículo te explico cómo aplicar esta técnica paso a paso. Conseguirás que todas las miradas se centren en él.
4- Modo semimanual [Sólo para cámaras réflex]: Seguro que todos los modos de tu cámara funcionarán bien pero si quieres realmente un buen resultado sin liarte con demasiados controles manuales, te aconsejo que utilices el modo semiautomático de tu cámara llamado “Prioridad de Apertura”. En el dial de modos tiene el símbolo “A” en cámaras Nikon y “Av” en Canon. Una vez estés en ese modo, selecciona un valor f lo más bajo posible (f/1.4, f/4 ó f/5.6… lo mínimo que puedas conseguir).
5- Ideas que siempre funcionan: Fotografíalo a cuerpo entero, y luego prueba fotos enfocadas en partes concretas de su cuerpecito pequeño, por ejemplo la planta de los pies, las manos, la nariz o la boca. Este tipo de fotos siempre funciona.

6- Fotografía desde su misma altura: A menos que quieras darle riendas sueltas a tu creatividad, lo normal es que fotografíes a tu bebé desde su misma altura. Bájate al nivel de la cama, cuna o donde él esté y dispara desde allí, eso creará una sensación de cercanía e intimidad entre el espectador y el pequeño sujeto.
7- Evita el flash a toda costa: El flash será el mayor enemigo de tu bebé. Les asusta y les hace llorar sin parar. Por favor a menos que quieras que tu sesión de fotos fracase, desactiva el flash por completo. En su lugar, procura utilizar luz natural procedente de alguna ventana por ejemplo.
8- Cuida los detalles accesorios: Elimina todos los objetos que no tengan nada que ver con la temática “Bebé”: por ejemplo ¿qué sentido tiene una foto de bebé con una olla de lentejas con chorizo detrás en el fondo? Elimina todo lo que pueda resultar ajeno a la foto y decide si en vez de eso te interesa añadir elementos infantiles como juguetes, Legos, y cosas así para contextualizar la foto.
9- Prueba fotos en blanco y negro: Las fotos de bebés en blanco y negro son irresistibles, resultan muy tiernas. Si no sabes cómo procesar las fotos en ordenador puedes configurar tu cámara para que dispare en blanco y negro algunas fotos, no obstante, si sabes procesarlas en Photoshop o cualquier otro programa de edición de fotos te recomiendo encarecidamente que dispares en color, normal, y que las cambies a blanco y negro más adelante una vez las proceses en ordenador. Así siempre podrás ver ambos resultados y decidir cuál te interesa más, si la de color, o la de blanco y negro.
10- Dispara sin parar: No te cortes a la hora de hacer fotos. Afortunadamente las cámaras digitales réflex de hoy en día no requieren carrete, así que ante la duda o falta de ideas dispara. Cuantas más fotos dispares, más posibilidades tendrás de conseguir buenas fotos e incluso de encontrar inspiración para otras fotos que no habías pensado antes. Eso sí, no hace falta llegar a 2.000 fotos tampoco.
11- Muestra sus proporciones: Un bebé recien nacido es una cosa tan chiquitita y tan mona, de muy reducidas dimensiones. Esto a veces no se aprecia en las fotos. Si quieres llamar la atención sobre lo pequeño de su cuerpo, incluye algún adulto (o parte del mismo) en el encuadre: por ejemplo deja que el bebé repose su mano sobre la de su madre, o haz que descanse su cabeza encima de su hombro, y cosas así.
Bebé de pequeñas proporciones
12- Que no pase frío, por favor: Si lo vas a fotografiar desnudo o semidesnudo, ponte en su piel por. No dejes que tenga frío, regula previamente la calefacción si hace falta. Haz que se sienta cómodo, eso le hará feliz y te proporcionará a ti unas fotos excelentes.
13- El mejor momento para fotografiar a tu bebé: Después de que se haya alimentado y cuando empiece a tener algo de sueñecito es normalmente el momento más conveniente para fotografiarlo. Es un momento tranquilo en el qué casi no te prestará atención, no se fijará en la cámara, y hasta vas a poder mover delicadamente sus manos o pies sin que él oponga resistencia alguna, estando totalmente dormido, o casi.
Los bebés crecen muy rápido, así que aprovecha la oportunidad sin dudarlo. Por favor si tienes un bebé en casa prométeme que le harás la sesión de fotos que se merece.. Lo vas a disfrutar y él, de mayor, te lo agradecerá.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Fotografiando la NAVIDAD

Estos son días de reuniones familiares,  días de luces en las calles, de color. Son días en los que hay mucho ambiente, tanto en el interior de las viviendas como en el exterior, en las calles. Quiero mostraros algunas fotografías que podéis hacer estas navidades.
Sí,  ya se que a muchos no os gusta la Navidad, pero si la mezclamos con la fotografía... la cosa cambia, no?
  1. Retratos familiares La noche de Navidad es quizá una de las pocas ocasiones en las que está toda o casi toda la familia, y tanto la casa como las personas están arreglados. Hace unos días caí en cuenta de que no tengo ningún retrato familiar decente, y sondeando entre mis colegas descubrí que es un problema común entre fotógrafos. Quizá estas fiestas sean la oportunidad que esperabas para vencer el miedo y tener finalmente una instantánea digna de tu gente. Ahora, ¿porqué limitarse a la propia familia? No se trata de pasar nochebuena en las casas de otras personas, pero quizá puedan coordinarse sesiones con familias particularmente interesantes o fotogénicas. En cualquiera de los casos, es mejor que no sea la típica foto de los padres e hijos apiñados en el sofá o las sillas del comedor. Ponte creativo y aprovecha los espacios y luces ambientales con que cuentes.
  2. Fotos espontáneas Varias o muchas personas que no se ven hace tiempo. Niños emocionados por los regalos y el exceso de comida. Adultos contándose sus vidas entre copas de vino y champán. Elaborados platillos y decoraciones navideñas. Definitivamente, una mezcla que garantiza una y mil situaciones dignas de ser fotografiadas. De lo que se trata aquí es de tener un “dedo rápido” y un ojo aun más veloz. Si tenemos una DSLR con un gran lente y un flash montado, quizá a la gente le tome un rato actuar con naturalidad, así que hay que tratar de pasar desapercibidos. Para eso siempre es bueno contar con un lente rápido. Un 50mm f1.8 sería preciso, pues nos permite además hacer las fotos sin tener que acercarnos demasiado.
  3. Capturar tradiciones Y no solo hablamos de tradiciones familiares, que bien pueden darnos para un ensayo fotográfico por sí mismas. Nos referimos sobre todo a las tradiciones de tu lugar. En *+tu pueblo o ciudad seguramente tiene alguna particularidad** cuando se trata de celebrar Navidad. Quizá no sea muy promovida turísticamente, y también puede ser que tú y los demás habitantes del lugar lo hayan pasado por alto durante todas sus vidas. Siéntate y ponte a pensar un rato. Seguramente se te ocurrirán muchas ideas sobre cómo retratar “La Navidad en…” Llena el espacio con muy buenas fotos. De más está decir que este tipo de fotografías serán las más valiosas si decides viajar por fiestas a un lugar con costumbres distintas a las tuyas.
  4. Fotografía callejera Si lo anterior se trataba de retratar tradiciones que tiene en común un tipo de gente, la fotografía callejera se trata de relatar historias particulares. Vendedores, compradores, niños extasiados, padres preocupados, taxistas en su salsa… Y todo rodeado de luces, adornos, y mucho, mucho movimiento. Una nueva y larguísima lista de situaciones que alimentarán nuestra inquietud fotográfica, si tenemos el valor para salir con nuestra cámara a la calle y tomar fotos de desconocidos.
  5. Fuegos artificiales y luces Ya, que es un tema bastante trillado, pero tenemos que reconocer el valor de esta época, en la que es socialmente aceptable andar por ahí tomando fotos de cualquier fuente de luz. No es necesario correr grandes riesgos, ya que los pirotécnicos más indefensos son precisamente los que más nos sirven. Entre tantas luces de colores, tendrás la oportunidad de practicar mucho técnicas como larga exposición, exposiciones múltiples, lightpainting y enfoque selectivo.

viernes, 16 de diciembre de 2011

LIBRO DE DESNUDOS DE RAÚL DAP

El amigo Raúl publica un libro con fotografía de desnudos de su primera estapa. Muchas de ellas inéditas en internet. Podéis ojearlo aquí debajo.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Consejos para fotografíar a tu mascota


Consejos Para Fotografiar a tu Mascota

  1. Flash nunca, jamás: Los perros, gatos o cualquier otro animal no entienden la fotografía, no saben que están siendo fotografiados, y menos aquello del flash. Usando flash lo único que vas a conseguir es asustar a la criatura y conseguir que huya o que reaccione de manera indeseada. En vez de flash procura disponer de luz natural procedente del exterior. Eso sí, que haya mucha luz por favor.
  2. Enfoca a los ojos: Siempre. Como con los humanos. Gran parte de la expresión facial de los animales procede de sus ojos, así que tenlos bien enfocados.
  3. Baja a su nivel: No le dispares a tu gato o perro desde arriba, mejor bájate a su nivel, ponte de rodillas, o túmbate totalmente boca abajo. Adoptando esta perspectiva conseguirás una foto “de tú a tú”.
  4. Céntrate en su carácter y su personalidad: Nadie conoce tu mascota y sus hábitos mejor que tú. La foto tendrá mucha más gracia y “chispa” si representa una situación típica propia de tu mascota: por ejemplo si es un gato normalmente perezoso fotografíalo en algún momento de esos, así en plan relax mientras se hace el remolón. Si por el contrario es un perro que no deja de corretear retrátalo así, corriendo, o mientras está entretenido con su jugete favorito.
  5. Busca un buen fondo: El fondo es un elemento principal en la composición. Condiciona toda la foto. No es lo mismo un fondo de color uniforme que de varios colores, un fondo simple que compuesto, un fondo enfocado que uno desenfocado.
  6. Utiliza el Rey de los Objetivos: Utiliza un objetivo lo más luminoso posible. Podría ser un50mm f/1.4 por ejemplo, ó un f/1.8 incluso.
  7. Utiliza objetivos atrevidos: Aunque el lente anterior es el más adecuado para retratos, puede ser buena idea también usar objetivos que distorsionan un poco la realidad ofreciendo resultados graciosos. Por ejemplo el típico objetivo ojo de pez sería un buen candidato.
  8. Planifica el disparo: Hay que reconocer que estas pequeñas criaturas a veces no colaboran, así que necesitas planificar la foto tranquilamente. Escoge un buen momento, prepara la cámara y deja que el animal te vea con ella un rato hasta que deje de resultarle extraña. Mientras tanto ve pensando en el tipo de foto que buscas, la composición, etc. Recuerda que una vez te pongas a capturar la foto tendrás probablemente muy poco tiempo antes de que tu amigo huya, así que planifícalo todo discretamente y con antelación.
  9. Utiliza velocidades de disparo medianas o elevadas: Seguramente tu mascota no podrá estar quieta, y lo más probable es que tengas que prescindir del trípode, así que te conviene usar una velocidad de disparo más bien elevada y así congelar el movimiento.
  10. Juega con la profundidad de campo: Desenfocando el segundo plano y enfocando al sujeto en primer plano suele dar muy buenos resultados en humanos pero también en animales. (Si quieres más detalles sobre cómo aplicar este método lee esto).
  11. Busca inspiración: Antes de planificar la sesión date una vuelta por Flickr y busca con las palabras “mascota”, “animal”, “pet”, “cat”, “dog”.. Utiliza las fotos de otros fotógrafos para encontrar inspiración y nuevas ideas.
  12. Y el consejo más importante de todos: Hazlo todo con amor y diviértete durante la sesión. No te frustres, no te empeñes en conseguir alguna pose o foto si ésta se te resiste. Al fin y al cabo lo importante es pasárselo bien e inmortalizar el recuerdo de un ser querido. Si consigues ese fin ¿qué más da que la foto no sea artísticamente estética? Al traste con la estética. ¡En serio!