gggg

viernes, 30 de marzo de 2012

MI SEMANA SANTA MARINERA


Bueno, os invito a ver un trabajo que realicé en aquellos tiempos que yo empezaba en esto de la fotografía. Es una recopilación de imágenes que tome a principios de los ´90 y que ya fueron expuestas en la sede de la Semana Santa Marinera de Valencia. En esta ocasión las expongo con gusto y lleno de buenos recuerdos en el Hotel Sidorme, calle Ciudad de Liria, 4 de Paterna (Pol. Ind. Fte. del Jarro) el próximo Martes a las 20.30 Horas.
El mágico Blanco y negro, la toma analógica, el papel baritado, ...que os voy a decir más? Os espero.
Será una buena ocasión para volver a vernos aquellos que nos conocemos y para que nos podamos conocer los que no.

Espero que disfrutéis de verlas tanto como yo en hacerlas.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Mala sombra o sombra buena??

Un excelente artículo que he encontrado en la red, por Miguel Esquirol.
Jugar con la luz es una actividad natural para fotógrafo. Pero en ocasiones, perseguir las sombras para revelarlas se convierte en el contraste natural de un arte que se alimenta de la luz.
Aquí una colección de imágenes donde la sombra cobra protagonismo. Esperamos ver sus propias fotografías de sombras.
La ilusión óptica de esta imagen le da a las sombras una realidad casi palpable.
La sombra como silueta es una de las técnicas con mejores resultados en la fotografía. Aquí la niña sale de la sombra frente a la textura de ese maravilloso fondo.
Sombra como protagonista: En esta imagen la sombra se convierte en un verdadero protagonista en la fotografía y nos deja imaginando que es lo que de verdad ocurre en esta historia.
Aquí las sombras creadas por el contraluz del atardecer, y las sombras en la arena hacen que la multitud se multiplique en esta escena llena de movimiento.
A veces una sombra puede estar llena de luz, en un momento casi mágico que la luz inunda la sombra y los colores se separan.
En el atardecer, los hombres pueden volverse diminutos mientras que todo a su alrededor cobra proporciones desmesuradas.
La sombra del fotógrafo que interrumpe la fotografía no siempre es algo malo, sobretodo si es contrastado con esa rica paleta de colores brillantes.
La doble estatua entre el cielo y el agua, con las direcciones invertidas juega con nuestra percepción.
Una foto divertida con una multitud de planos en que las sombras se revelan al fotógrafo.
Esta fotografía el niño de carne y hueso casi desaparece para darle paso a su propia sombra. Historia digna de Peter Pan.
Un hombre cruzando la calzada al mismo tiempo que es seguido por un gigante desproporcionado en esta toma cenital.
En la galería hay más fotos de esta temática:

lunes, 12 de marzo de 2012

LA CLAVE ALTA


Muchos os habéis encontrado alguna vez con un tipo de fotografías muy iluminadas, con predominio del color blanco, que parecen excesivamente sobreexpuestas pero cuyo resultado final es muyinteresante. En otras modalidades artísticas, se suele denominar clave tonal, y no es otra cosa que clasificar los tonos de las imágenes (escala tonal) en claros, intermedios y oscuros.
Al que aquí nos referimos es a la clave alta (“high key”), donde las altas luces son el tono dominante y no existen negros puros, sino grises suaves. Es habitual en retratos donde se quiere crear un ambiente peculiar, suave y armonizado. Todos hemos visto retratos de mujeres y niños (muy habitual en blanco y negro) con esta técnica, con ese toque etéreo que le confiere un aspecto peculiar.
Pues os vamos a dar algunos sencillos consejos para lograr este tipo de imágenes.


  • Requiere planear bien la toma, ya que todos los elementos deben estar bien iluminados.
  • Para lograr enfatizar el blanco es recomendable usar la compensación de la exposición, incrementándola hasta lograr el más adecuado.
  • También podemos utilizar el flash, pero con mucha precaución para no sobreexponer (mejor que sea indirecto o suavizado).
  • Si disponemos de iluminación natural, hay cuidar que sea suave y atenuada, evitando una luz fuerte.
  • Hay que tener muy en cuenta el histograma. Hacer pruebas y mirar que contenga la gama completa de tonos, aunque predominen las altas luces, tenemos que evitar que algún elemento de la imagen quede sobreexpuesta (algo que no podremos arreglar ni en la posterior edición).
  • Para lograr una correcta iluminación hay que tomar una buena medición de luz, por lo que es recomendable personalizarla para cada toma, hacerla puntualmente y no dejar que la máquina lo haga de forma automática. Una buena solución, que se ha utilizado con cámaras analógicas, es medir la luz sobre una cartulina gris.
  • Es necesario que en la composición tengamos en cuenta incluir algún elemento en tonos bajos, es decir, oscuros para lograr el contraste adecuado.
  • Hay que insistir que una imagen de clave alta correcta dispone de textura e incluye todos los tonos, por lo que para lograrlo no hay que desaturar para perder detalle, sino darle prioridad a los tonos altos. Hay que distinguirlas de las imágenes de alto contraste.
  • Con las herramientas de edición digital podemos lograr este efecto partiendo de, prácticamente, cualquier fotografía, pero siempre el proceso y el resultado será más satisfactorio si partimos de una fotografía bien planteada en clave alta. Próximamente os daremos algunas indicaciones para lograrlo en Photoshop, pero es necesario practicar primero realizando fotos de este tipo, lo que nos ayudará a un mejor tratamiento posterior.
Probar a realizar este tipo de fotos que son muy interesantes, a pesar que requieran un esfuerzo en su planteamiento. Aunque son más comunes en retratos de mujeres y niños en interiores, también se pueden probar en exteriores. En una próxima ocasión hablaremos de las fotografías en clave baja, que son las opuestas.
Fotos | Incinerator y tdl
Grupos en Flickr | High Key Society y High Key Child Photography
Técnicas | Lighting Techniques for High Key Portrait Photography, de Norman Phillips

miércoles, 7 de marzo de 2012

FOTOGRAFÍAS EN LA CALLE. OJO CON EL DERECHO AL HONOR Y A LA INTIMIDAD DE LAS PERSONAS

http://calle35.com/la-street-photography-y-los-derechos-a-la-imagen-y-a-la-intimidad-de-los-ciudadanos/

Muchos fotógrafos de calle tienen la creencia de que no existe ningún impedimento legal que les obstaculice fotografiar a la gente en un espacio público, ni tampoco reproducir y publicar fotos de personas a quienes no les han pedido expresamente su consentimiento. Sin embargo, existen unos límites que todos los que practican la street photography deberían de conocer para valorar los riesgos que asumen fotografiando en la calle.
Para quienes tengan tiempo y ganas, les recomiendo que lean la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Esta ley y el artículo 18.1 de la Constitución Española especifican que toda persona tiene el derecho fundamental a preservar su imagen e intimidad.
Resumiendo mucho, la ley intenta evitar que la imagen de personas anónimas sin proyección pública sea captada de forma reconocible, reproducida o publicada sin su consentimiento (artículo 7.5), facultad que sólo el interesado puede ejercer. Por lo tanto, técnicamente SIEMPRE deberíamos pedir autorización a la persona que está delante nuestro objetivo (es decir, durante la captación de la foto), pero también cuando queramos reproducirla o publicarla. Si no lo hacemos, estamos violando su derecho a la imagen y cometiendo una infracción. Como la captación, reproducción y publicación son tres actos diferentes, puede ser que una persona nos autorice a hacerle la foto, pero no a reproducirla o publicarla, así que hay que pedirle autorización para las tres cosas.
Como el derecho a la imagen entra muchas veces en conflicto o contradicción con los derechos a la información y la libertad de expresión (reconocidos también por la Constitución), la ley contempla algunas excepciones (artículo 8.2) que alivian en parte el problema a los fotógrafos. Según la ley, se pueden fotografiar, reproducir o publicar sin permiso explícito imágenes de:
  • Personas que ejercen cargos públicos o una profesión de notoriedad con proyección pública, cuando su imagen sea capturada en un acto público o en lugares abiertos al público con finalidad informativa. Otros usos, como los publicitarios y comerciales, requerirán siempre su consentimiento.
  • Personas que aparecen de forma accesoria en una foto sobre un suceso o acontecimiento público de actualidad.
Este último punto es muy importante, ya que, según la ley, prevalece el derecho a la información de actualidad por encima el derecho a la imagen cuando ésta se capta con fines informativos. Sin embargo, según el abogado especializado en derechos de imagen Enric Enrich, no todas las fotos de actualidad o informativas se pueden publicar siempre sin el consentimiento expreso de las personas accesorias que pueden aparecer. Veamos un ejemplo:
Imaginemos por un momento que estamos en el Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona y que realizamos la foto de más abajo. En la imagen aparecen muchas personas a las que evidentemente no hemos podido pedir permiso. Si la foto sale al día siguiente en cualquier diario, al tratarse de un hecho noticioso y de actualidad no habrá ningún problema en que la publiquemos sin el consentimiento explícito de cada una de las personas que aparecen. En cambio, si decidiéramos publicarla un año más tarde en un reportaje atemporal en una revista como Ojo de Pez (como así ocurrió) sí que deberíamos tener la autorización expresa de las personas que salen, ya que la justificación de información de actualidad ya no existiría y alguna de las personas de la foto podría sentirse perjudicada.
Por lo tanto, en casos como éste, Enrich recomienda pedir siempre permiso por escrito (no hace falta que sea un contrato, puede ser un documento firmado o model release). Si esto no fuera posible, el fotógrafo deberia valorar en cada caso el riesgo que puede comportar publicar una foto sin el consentimiento de las personas que aparecen. ¿Cuántas posibilidades hay de que alguno de los fotografiados se entere? ¿Y de que nos denuncie? En función de si el riesgo es alto o bajo, el fotógrafo deberá decidir si publica la imagen o no, o si prefiere, por ejemplo, pixelar lascaras, ya que, según Enrich, la infracción sólo se comete cuando se puede identificar a una persona. Si no se identifica, no hay infracción. Así pues, Santiago Garcés, el fotógrafo de la foto de arriba, y Ojo de Pez decidieron arriesgarse y publicarla.
¿Y qué pasa si alguien nos denuncia? Pues que la persona afectada puede pedirnos una indemnización y que retiremos de la circulación la foto en cuestión. Determinar cuándo se comete una infracción no es nada fácil, ya que el juez debe decidir qué derecho prevalece, si el derecho a la información o el derecho a la intimidad, y debe estudiarse caso por caso. La Ley Orgánica 1/1982 de 5 de mayo reconoce, sin embargo, la posibilidad de que la persona perjudicada pida una indemnización dentro de un plazo de cuatro años y la retirada de la imagen. Si la foto la hemos publicado en Internet, el problema será mínimo, pero si aparece en un libro, por ejemplo, hacer desaparecer la imagen puede ser enormemente complicado y costoso.
En definitiva, nos guste o no, con la ley en la mano, cada vez que captamos, reproducimos o publicamos la imagen reconocible de una persona en la calle, en un espacio público o ámbito privado sin su consentimiento, salvo las excepciones previstas por la ley en el artículo 8.2, estamos atentando contra un derecho fundamental y cometiendo una infracción. Ser conscientes de cuáles son nuestros límites nos puede evitar costosos disgustos. Sin embargo, no debemos de obsesionarnos con el tema: por fortuna, la inmensa mayoría de los ciudadanos tiene más sentido común que los legisladores y ello nos permite seguir ejerciendo la street photography con relativa tranquilidad.

lunes, 5 de marzo de 2012

UNOS CONSEJOS PARA RECIÉN INICIADOS EN FOTOGRAFÍA

10 consejos para principiantes
Scott Bourne, de Photofocus.com, ha publicado un decálogo con consejos para fotógrafos principiantes. Algunos los hemos leído en infinidad de ocasiones, pero nunca está de más recordarlos seamos novatos (me incluyo) o veteranos. Tomad nota.
1. Una gran cámara sólo hace grandes fotos cuando la maneja un gran fotógrafo. O lo que es lo mismo: una buena cámara de fotos no te garantiza hacer buenas fotos.
2. Aunque seas novato puedes ser capaz de capturar grandes fotografías si le pones pasión a lo que haces.
3. Lee el manual de tu cámara. Éste es uno de esos consejos que seguramente todos hemos escuchado decenas de veces, pero es que es muy cierto. A menudo los problemas que tenemos en nuestras fotos tienen que ver con no saber controlar bien nuestro equipo. Si no tienes o has perdido el manual de instrucciones de tu cámara, recuerda que la mayoría de fabricantes permiten descargarlo desde su página web.
4. Haz fotos de cosas que conozcas o de cosas que te importen.
5. No intentes aprenderlo todo de golpe, ve poco a poco. Bourne se refiere aquí a que no tenemos que intentar convertirnos en expertos en fotografía, postprocesado e impresión de la noche a la mañana, que todo lleva su tiempo y forma parte de un proceso natural de aprendizaje.
6. Si llevas menos de un año haciendo fotos, no te preocupes por tu portfolio. Mejorará a medida que adquieras una mayor experiencia.
7. El tiempo que dediques a la fotografía gástalo buscando la luz y aprendiendo a ver y a hacer fotos que realmente importen.
8. Estudia el trabajo de los maestros de la fotografía. Scott Bourne nombra a Margaret Bourke-White, Alfred Stieglitz, Man Ray, Paul Strand,Henri Cartier-Bresson o Edward Weston.
9. Las grandes fotos tienen que ver con los sentimientos.
10. Tus primeras 10.000 fotografías son las peores que harás nunca. No te rindas. No es un mal consejo para terminar, ¿verdad?

viernes, 2 de marzo de 2012

Me han cortado las fotos en el laboratorio !!! Por qué??

Almacenamos fotografías y más fotografías en el ordenador, las pasamos a cd’s, a discos duros y las compartimos en las redes sociales, pero a veces los nostálgicos nos hartamos de no poder tocarlas, pasarlas, ponerles los dedos y colgarlas por la casa. Llegado este momento buscamos un lugar en el que poder imprimir nuestras fotografías, las llevamos ilusionados y cuando nos las dan (¡sorpresa!) aparecen cortadas, con poco aire donde antes había mucho o un suelo que no era el que habíamos llevado. ¿Qué es lo que ha pasado?
Para entender esto bien necesitamos comprender qué es la relación de aspecto.La relación de aspecto es la proporción entre la altura y la anchura de una imagen y es distinta en fotografía analógica y en fotografía digital.
En la fotografía analógica la relación de aspecto es de 3:2, esto quiere decir que por cada 3 unidades de medida de ancho tendríamos 2 unidades de medida de alto. El tamaño de las fotografías en centímetros tras ser reveladas se corresponde con10x1513x18, etc. Todo ello deriva de una medida proporcional al negativo de 35mm en los antiguos carretes.
Sin embargo, en la fotografía digital la proporción es de 4:3, lo que daría como resultado una imagen de 10x13 centímetros. Por este motivo cuando llevamos una imagen digital a imprimir la imagen puede cortarse por arriba y por abajo.
Podemos quejarnos de los resultados a la empresa que ha realizado la impresión, pero si lo pensamos bien, esta persona no tiene la culpa, ya que su trabajo no es estar arreglando las fotografías de los clientes. Ni que decir tiene que a cualquier imagen que hayamos cortado nosotros para cambiar el encuadre puede ocurrirle lo mismo. Si queremos la fotografía perfecta deberemos darle nosotros la proporción adecuada.

Cambiar la relación de aspecto en Photoshop

Creamos un nuevo archivo en Photoshop, elegimos Fotografía como tipo de archivo, nos aseguramos de que la relación sea 3x2. Si lo nuestra foto es apaisada elegimos “paisaje” y retrato si queremos una orientación vertical.
Ahora abrimos nuestra fotografía en Photoshop, copiamos y pegamos en el documento nuevo (el que tiene relación 3:2) y ajustamos de forma proporcionada. Una buena forma de hacerlo es elegir Edición, Transfomación libre y ajustar relación de aspecto mientras reducimos hasta obtener el tamaño deseado.
Requiere un poco de paciencia pero al menos no nos llevaremos ninguna sorpresa desagradable al ir a recoger nuestras fotografías. ¿A alguno de vosotros le ha pasado?, ¿conocéis formas más rápidas de solucionarlo? Estaremos encantados de leer vuestras aportaciones.