gggg

viernes, 2 de marzo de 2012

Me han cortado las fotos en el laboratorio !!! Por qué??

Almacenamos fotografías y más fotografías en el ordenador, las pasamos a cd’s, a discos duros y las compartimos en las redes sociales, pero a veces los nostálgicos nos hartamos de no poder tocarlas, pasarlas, ponerles los dedos y colgarlas por la casa. Llegado este momento buscamos un lugar en el que poder imprimir nuestras fotografías, las llevamos ilusionados y cuando nos las dan (¡sorpresa!) aparecen cortadas, con poco aire donde antes había mucho o un suelo que no era el que habíamos llevado. ¿Qué es lo que ha pasado?
Para entender esto bien necesitamos comprender qué es la relación de aspecto.La relación de aspecto es la proporción entre la altura y la anchura de una imagen y es distinta en fotografía analógica y en fotografía digital.
En la fotografía analógica la relación de aspecto es de 3:2, esto quiere decir que por cada 3 unidades de medida de ancho tendríamos 2 unidades de medida de alto. El tamaño de las fotografías en centímetros tras ser reveladas se corresponde con10x1513x18, etc. Todo ello deriva de una medida proporcional al negativo de 35mm en los antiguos carretes.
Sin embargo, en la fotografía digital la proporción es de 4:3, lo que daría como resultado una imagen de 10x13 centímetros. Por este motivo cuando llevamos una imagen digital a imprimir la imagen puede cortarse por arriba y por abajo.
Podemos quejarnos de los resultados a la empresa que ha realizado la impresión, pero si lo pensamos bien, esta persona no tiene la culpa, ya que su trabajo no es estar arreglando las fotografías de los clientes. Ni que decir tiene que a cualquier imagen que hayamos cortado nosotros para cambiar el encuadre puede ocurrirle lo mismo. Si queremos la fotografía perfecta deberemos darle nosotros la proporción adecuada.

Cambiar la relación de aspecto en Photoshop

Creamos un nuevo archivo en Photoshop, elegimos Fotografía como tipo de archivo, nos aseguramos de que la relación sea 3x2. Si lo nuestra foto es apaisada elegimos “paisaje” y retrato si queremos una orientación vertical.
Ahora abrimos nuestra fotografía en Photoshop, copiamos y pegamos en el documento nuevo (el que tiene relación 3:2) y ajustamos de forma proporcionada. Una buena forma de hacerlo es elegir Edición, Transfomación libre y ajustar relación de aspecto mientras reducimos hasta obtener el tamaño deseado.
Requiere un poco de paciencia pero al menos no nos llevaremos ninguna sorpresa desagradable al ir a recoger nuestras fotografías. ¿A alguno de vosotros le ha pasado?, ¿conocéis formas más rápidas de solucionarlo? Estaremos encantados de leer vuestras aportaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario