gggg

jueves, 22 de diciembre de 2011

Fotografiando la NAVIDAD

Estos son días de reuniones familiares,  días de luces en las calles, de color. Son días en los que hay mucho ambiente, tanto en el interior de las viviendas como en el exterior, en las calles. Quiero mostraros algunas fotografías que podéis hacer estas navidades.
Sí,  ya se que a muchos no os gusta la Navidad, pero si la mezclamos con la fotografía... la cosa cambia, no?
  1. Retratos familiares La noche de Navidad es quizá una de las pocas ocasiones en las que está toda o casi toda la familia, y tanto la casa como las personas están arreglados. Hace unos días caí en cuenta de que no tengo ningún retrato familiar decente, y sondeando entre mis colegas descubrí que es un problema común entre fotógrafos. Quizá estas fiestas sean la oportunidad que esperabas para vencer el miedo y tener finalmente una instantánea digna de tu gente. Ahora, ¿porqué limitarse a la propia familia? No se trata de pasar nochebuena en las casas de otras personas, pero quizá puedan coordinarse sesiones con familias particularmente interesantes o fotogénicas. En cualquiera de los casos, es mejor que no sea la típica foto de los padres e hijos apiñados en el sofá o las sillas del comedor. Ponte creativo y aprovecha los espacios y luces ambientales con que cuentes.
  2. Fotos espontáneas Varias o muchas personas que no se ven hace tiempo. Niños emocionados por los regalos y el exceso de comida. Adultos contándose sus vidas entre copas de vino y champán. Elaborados platillos y decoraciones navideñas. Definitivamente, una mezcla que garantiza una y mil situaciones dignas de ser fotografiadas. De lo que se trata aquí es de tener un “dedo rápido” y un ojo aun más veloz. Si tenemos una DSLR con un gran lente y un flash montado, quizá a la gente le tome un rato actuar con naturalidad, así que hay que tratar de pasar desapercibidos. Para eso siempre es bueno contar con un lente rápido. Un 50mm f1.8 sería preciso, pues nos permite además hacer las fotos sin tener que acercarnos demasiado.
  3. Capturar tradiciones Y no solo hablamos de tradiciones familiares, que bien pueden darnos para un ensayo fotográfico por sí mismas. Nos referimos sobre todo a las tradiciones de tu lugar. En *+tu pueblo o ciudad seguramente tiene alguna particularidad** cuando se trata de celebrar Navidad. Quizá no sea muy promovida turísticamente, y también puede ser que tú y los demás habitantes del lugar lo hayan pasado por alto durante todas sus vidas. Siéntate y ponte a pensar un rato. Seguramente se te ocurrirán muchas ideas sobre cómo retratar “La Navidad en…” Llena el espacio con muy buenas fotos. De más está decir que este tipo de fotografías serán las más valiosas si decides viajar por fiestas a un lugar con costumbres distintas a las tuyas.
  4. Fotografía callejera Si lo anterior se trataba de retratar tradiciones que tiene en común un tipo de gente, la fotografía callejera se trata de relatar historias particulares. Vendedores, compradores, niños extasiados, padres preocupados, taxistas en su salsa… Y todo rodeado de luces, adornos, y mucho, mucho movimiento. Una nueva y larguísima lista de situaciones que alimentarán nuestra inquietud fotográfica, si tenemos el valor para salir con nuestra cámara a la calle y tomar fotos de desconocidos.
  5. Fuegos artificiales y luces Ya, que es un tema bastante trillado, pero tenemos que reconocer el valor de esta época, en la que es socialmente aceptable andar por ahí tomando fotos de cualquier fuente de luz. No es necesario correr grandes riesgos, ya que los pirotécnicos más indefensos son precisamente los que más nos sirven. Entre tantas luces de colores, tendrás la oportunidad de practicar mucho técnicas como larga exposición, exposiciones múltiples, lightpainting y enfoque selectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario