gggg

martes, 3 de abril de 2012

FOTOGRAFIAR EN DÍAS DE LLUVIA 1

Fotografía tomada del sitio pinterest.com

Bien, sabemos que los días nublados a menudo brindan una mejor iluminación que aquellos soleados, y que un cielo plagado de nubes a punto de hacer eclosión transmite mucha más expresividad que uno totalmente despejado. Ahora bien, la lluvia en sí misma también puede aportar su encanto a las tomas, pese a las incomodidades que por lo general implica al momento de fotografiar. Es por ello que en esta primera parte nos centraremos en las medidas que podrás tomar, primeramente, para proteger tu equipo cuando la lluvia te tome de improviso.

Lleva una funda impermeable. Hay un millón de ellas en el mercado - algunas tienen una banda elástica ajustable para rodear la parte delantera del lente, y otra en la parte trasera a fin de dar suficiente espacio a la mano para que maneje la cámara - la cuestión es tenerla contigo cuando comienza a llover. Obviamente no recordarás tomarla por si acaso cada vez que vayas a salir, así que el mejor consejo que podemos darte es que siempre la tengas en tu bolso, junto el resto de los accesorios que llevas de una sesión a otra. Algo tan simple como esto puede salvarte el día.

Busca porches y toldos. Estaciona bajo un lugar reparado y espera a que las imágenes vengan a ti. No hay mayores secretos - procura estar a resguardo para no tener que preocuparte más por el agua que por las tomas, y sé paciente.
Dispara desde dentro del coche. A menudo resulta ser la mejor opción - y a veces es la única, sobre todo cuando hay mucho viento. Por otro lado, cuando el viento viene por detrás de la ventanilla en la que te ubicas, puedes permanecer bastante seco aun cuando la bajes.
Imagen de autor anónimo

Compra un paraguas. A menos que tengas uno muy pequeño que puedas incluir en tu bolso junto con la funda, de seguro podrás conseguir uno fácilmente si vives en la ciudad. Puede ser un complemento útil  en caso de lluvias pesadas, aunque obviamente requerirá de alguien que te asista sosteniéndolo sobre la cámara - hay quienes lo toman con la misma mano con la que la sostienen, pero de más está decir que la tarea puede tornarse bastante engorrosa. Sólo ten presente que por razones de seguridad, esto no aplica en casos de tormentas eléctricas.
En la próxima parte, veremos algunas recomendaciones a nivel creativo, que te ayudarán a sacar el máximo provecho de una lluvia imprevista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario